malas.es.

malas.es.

Maquillaje de verano: cómo lograr un look fresco y duradero

Introducción

El verano es una época del año en la que las temperaturas suben y el sol brilla con fuerza, lo que hace que sea un reto mantener el maquillaje fresco y duradero. Es importante adaptar nuestro ritual de belleza a las necesidades de nuestra piel y encontrar productos que no se derritan con el calor. En este artículo te contaremos todos los trucos y consejos para lograr un look de verano perfecto.

Cuidados previos

Antes de empezar con el maquillaje, es imprescindible cuidar nuestra piel. La exposición al sol puede dañarla seriamente, así que es recomendable siempre aplicar una crema con protección solar. Además, es importante mantenerla hidratada durante todo el día para que el maquillaje se mantenga fresco y no se marque en las arrugas. Para ello, es recomendable utilizar un serum hidratante y una crema de día ligera.

Prebase

La prebase es un producto que se aplica antes del maquillaje y que ayuda a que se mantenga intacto durante más tiempo. Además, crea una capa protectora entre la piel y el maquillaje, impidiendo que los poros se obstruyan y se formen brillos. Para el verano, es recomendable utilizar una prebase libre de aceites y que tenga una textura ligera.

Base de maquillaje

La base de maquillaje es uno de los productos más importantes para lograr un look de verano perfecto. Es importante encontrar una que tenga una cobertura ligera o media, que se adapte a nuestro tono de piel y que sea resistente al agua y al sudor. Para ello, es recomendable utilizar una base en formato líquido o en polvo, dependiendo del tipo de piel y del acabado que se busque.

Corrector

El corrector es un aliado imprescindible para cubrir las ojeras, las manchas y las imperfecciones. En verano es recomendable utilizar uno de tonos claros y con una textura ligera, que no se acumule en las líneas de expresión y que no se derrita con el calor. Para ello, es recomendable utilizar un corrector en formato líquido o en crema.

Polvos sueltos o compactos

Los polvos sueltos o compactos son imprescindibles para fijar el maquillaje y evitar los brillos. En verano es recomendable utilizar unos que sean ligeros y que no obstruyan los poros, para evitar la acumulación de grasa y sudor. Es importante aplicarlos con una brocha suave y retirar el exceso con un papel absorbente.

Colorete y bronceador

El colorete y el bronceador son productos que dan vida y luminosidad al rostro. En verano es recomendable utilizar tonos cálidos y naturales, que combinen con el tono de piel. Es importante aplicarlos de manera suave y difuminada, para evitar un exceso de color en la cara.

Iluminador

El iluminador es un producto imprescindible para lograr un look fresco y radiante. En verano es recomendable utilizar uno de tonos claros y naturales, que se adapte al tono de piel. Es importante aplicarlos en las zonas más elevadas del rostro, como los pómulos, el arco de cupido y el puente de la nariz.

Máscara de pestañas

La máscara de pestañas es uno de los productos que más aportan a la mirada. En verano es recomendable utilizar una que sea resistente al agua y al sudor, para evitar que se corra con el calor. Es importante aplicarla de manera ascendente y con movimientos suaves, para no dañar las pestañas.

Labios

Los labios son una de las partes más vulnerables del rostro. En verano es importante utilizar un bálsamo labial con protección solar para evitar quemaduras y descamaciones. Además, es recomendable utilizar tonos naturales y frescos, como los rosas o los naranjas, que aporten un toque de color sin cargar demasiado el maquillaje.

Conclusión

Como hemos podido comprobar, el maquillaje de verano es una cuestión de cuidados y elección de productos. Es importante adaptar nuestra rutina de belleza a las necesidades de nuestra piel y buscar productos que sean resistentes al agua y al sudor. Con estos trucos y consejos, lograrás un look fresco y duradero que te hará lucir radiante durante todo el verano.