malas.es.

malas.es.

Cómo hacer un brushing perfecto

Cómo hacer un brushing perfecto

Introducción

Al momento de arreglarnos y vestirnos, el cabello juega un papel muy importante en nuestra apariencia. Un buen peinado puede hacernos lucir mucho más atractivos y seguros de nosotros mismos. Y entre los muchos peinados que existen, el brushing es uno de los más populares y versátiles.

Sin embargo, hacer un brushing perfecto no es tarea sencilla. Se requiere de paciencia, práctica y conocimiento. Por eso, en este artículo te enseñaremos todo lo que necesitas saber para lograr un brushing impecable, como todo un experto en moda y belleza.

¿Qué es un brushing?

Antes de empezar, es importante definir qué es exactamente un brushing. Un brushing es una técnica de peinado que busca alisar el cabello y darle volumen, utilizando un cepillo redondo y un secador de pelo. Es ideal para todo tipo de cabello, pero especialmente para el cabello largo o medio.

El éxito de un brushing depende no solo de los materiales que se utilizan, sino también del método y la técnica. A continuación, te explicamos cómo hacer un brushing perfecto, paso a paso.

Paso 1: Lava tu cabello

Antes de hacer un brushing, es importante que tu cabello esté limpio y libre de residuos. Por eso, lo primero que debes hacer es lavarlo con un champú adecuado para tu tipo de cabello. Además, es recomendable aplicar un acondicionador o una mascarilla hidratante, para facilitar el peinado y evitar el encrespamiento.

Paso 2: Seca tu cabello

Una vez que hayas lavado tu cabello, es importante que lo seques bien antes de empezar el brushing. Lo mejor es no dejar que se seque completamente al aire libre, ya que esto puede hacer que se encrespe o pierda forma. En su lugar, sécalo con una toalla para retirar el exceso de agua, y luego utiliza el secador de pelo en su modo de aire frío o tibio para secarlo totalmente.

Paso 3: Prepara tus herramientas

El siguiente paso es preparar todas las herramientas que vas a necesitar para hacer el brushing perfecto. Esto incluye un cepillo redondo de cerdas naturales o de metal (de preferencia con un diámetro grande, de unos 5 o 6 centímetros), un secador de pelo con una boquilla direccional y un peine. Si lo deseas, también puedes utilizar productos de peinado como serums, protectores térmicos o mousses para darle más cuerpo y brillo a tu cabello.

Paso 4: Divide tu cabello en secciones

Para hacer un brushing de manera efectiva, es necesario dividir tu cabello en secciones. Lo recomendable es dividir el cabello en cinco secciones: dos en la parte posterior de la cabeza, dos en los laterales y una en la parte superior.

Utiliza el peine para hacer una raya en el centro de tu cabello, desde la frente hasta la nuca. Luego, haz otras dos rayas paralelas a los lados de esta raya central (una a cada lado), desde la frente hasta la nuca. Finalmente, haz otra raya horizontal en la parte superior de la cabeza, siguiendo la línea de la coronilla hasta las orejas.

Paso 5: Empieza el brushing

Una vez que tengas tu cabello dividido en secciones, es momento de empezar el brushing. Toma una sección de cabello, aplicando si lo deseas un producto de peinado (como serum o mousse) y cepilla tu cabello hacia afuera, de la raíz a las puntas.

Luego, coloca el cepillo redondo en la raíz de tu cabello y enróllalo suavemente, llevándolo hacia la punta del cabello. Asegúrate de que el cabello quede bien estirado y alineado con el cepillo, para que se alise. Mantén el secador a una distancia de unos 5 a 10 centímetros del cepillo, y apunta el aire hacia abajo y desde la raíz hasta las puntas.

Mientras mantienes el secador en una mano, utiliza la otra mano para girar el cepillo hacia adentro o hacia afuera (dependiendo del estilo que desees), y así generar más volumen en el cabello. Mantén el cepillo enrollado por unos segundos, y luego desenróllalo suavemente para retirarlo del cabello.

Paso 6: Repite el proceso

Repite el proceso anterior con cada sección de cabello, hasta que hayas terminado todo el brushing. Es importante que sigas la misma técnica para cada sección, y que mantengas el secador a una distancia adecuada del cabello, para que no lo dañe ni lo reseque.

Paso 7: Dale el último toque

Una vez que hayas terminado el brushing, es importante darle el toque final a tu cabello. Utiliza un espejo para revisar que no hayan quedado enredos o partes sin peinar, y si lo deseas, aplica un spray de brillantina o fijación para que tu cabello quede impecable y duradero.

Conclusión

Como has podido ver, hacer un brushing perfecto requiere de práctica y dedicación, pero los resultados son increíbles. Con estos sencillos pasos, podrás lucir un cabello liso, suave y voluminoso, como todo un experto en moda y belleza.

Recuerda que cada cabello es diferente, por lo que quizá necesites experimentar un poco para hallar el estilo y la técnica que mejor te funcionen. Pero con un poco de paciencia y perseverancia, podrás lograr un brushing perfecto siempre que quieras.